El bosque

El bosque.

Un día unos niños llamados Lalo, Erick, Fernando y Olivia fueron a la casa de uno de ellos, a la casa de Lalo.  Le dijo Lalo a su mamá.

-Mamá, mamá, hoy es el día que dijiste que íbamos a hacer un picnic.

-Si hijo, ya estoy haciendo la comida. En unos minutos nos vamos. -Afirmo la mamá de Lalo.

Después de unos minutos, todos habían subido al auto y ya estaban en camino a un pequeño lugar despejado con un poco de pasto y un bosque al lado.

Cuando llegaron, la mamá de Lalo dijo:

-Niños ya llegamos, bajen y ayúdenme a poner todo para poder comer

-Si mamá ya vamos.-respondió Lalo.

Ya puesto todo, todos  empezaron a comer.

-Umm, que rica esta la comida mamá.-dijo Lalo.

-Gracias hijo, ¿a todos les esta gustando la comida?

-Si señora, muchas gracias.-respondieron los niños.

Y cuando los niños (ya llenos) terminaron de comer, Lalo le pregunto a su mamá:

-Mamá ¿podemos jugar?

-Si niños, pero no se alejen mucho.

Los niños jugaban a las escondidillas pero uno de ellos (Erick) se fue a esconder al bosque, ese bosque era conocido por los que vivían cerca como, el bosque maldito.

Después de un rato de que sus amigos lo buscaron yno lo encontraron, se preocuparon.

De repente…, un grito desesperado salió del bosque en el que se metió Erick.

-¡¡¡Auxilioo!!!

Era Erick que había gritado, y sus amigos inmediatamente fueron a al bosque; pero la mamá de Lalo no fe porque se había quedado profundamente dormida.

-¡¡Vamos por ti, Erick!!-dijo Lalo.

Los niños iban corriendo, pero al entrar al bosque frenaron el paso, pues el bosque se veía sombrío, porque no entraba entre las ramas ni un solo rayo de luz,  tan solitario que no se escuchaba animal alguno; hasta que escucharon un horrible rugido,  que no parecía de algún animal que conocieran.  Inmediatamente se echaron a correr y nuevamente frenaron el paso porque escucharon a Erick gritar.

-¡Oigan, amigos,alguien!,  ¡auxilio!

-¡Erick!, vamos amigos, hay que ir por Erick.-dijo Fernando

Los niños empezaron a caminar apresurados pues tenían mucho miedo y estaban preocupados por Erick,  que estaba tan herido que casi no podía moverse.

-¿Qué le habrá pasado a Erick?  -preguntó  Olivia.

-No te preocupes Olivia, Erick se va a poner mejor. –dijo Lalo,  y con un tono de voz más bajo dijo: eso espero.

-Pero, ¿y si nosotros también nos perdemos Lalo? – preguntó  Fernando.

-No se preocupen, vamos a salir de aquí  juntos. –afirmó Lalo.

Los niños siguieron caminando, al poco rato, comenzó a llover, pero los niños solo se dieron cuenta porque los truenos y relámpagos se oían mas fuerte  en el horrible bosque, se oían de una forma en la que  hasta el hombre mas valiente del mundo saldría corriendo aterrorizado; pero también se dieron cuenta de que llovía porque el agua se escurría por las hojas de los árboles.

Mientras los niños caminaban, casi muertos de miedo por los truenos y relámpagos, Erick comenzó a hablar.

-Fue horrible, muy horrible.- dijo Erick  con un tono de voz que significaba que se había recuperado un poco.

-¿Qué cosa Erick? – preguntó Olivia con un tono de voz desesperado.

-En cuanto  entré al bosque y me escondí de (tosió y siguió) detrás de un arbusto, sentí como si (tosió y respiró un momento).

-¿Cómo si qué Erick?-pregunto Olivia con su tono desesperado.

-Como si alguien me estuviera mirando (tosió y siguió) entonces voltee hacia atrás y vi que algo se movía y empecé a correr (tosió) pero tropecé y lo que me iba persiguiendo me agarró y me atacó,  le di un golpe con una rama que estaba en el suelo cerca de mí (tosió), no alcancé a ver bien que era, pero apenas y salí cojeando.  Pero la cosa que me atacó no tardó mucho en levantarse y me persiguió nuevamente, y cuando voltee para ver que tan cerca estaba, no la vi atrás (tosió) y de pronto salió de unos arbustos que estaban cerca y me atacó,  y ahora no tení nada que pudiera golpear (tosió), y de pronto se escuchó otro rugido y otra bestia saltó y atacó a la que me estaba atacando,  y creo que empezaron a pelear por mi, haber quién me comía, pero terminaron matándose una a la otra.  Y bueno aquí  quedé tirado.

-¡Que horror, me sorprende que hayas vivido!, pero me alegra.- dijo Olivia.

-A mi también me sorprende. –dijo Erick tosiendo.

-Hay que ir a aquel árbol que se ve hueco para descansar. –dijo Lalo señalando el árbol.

Cuando los niños llegaron al árbol hueco y recargaron a Erick en el interior del  árbol,  después de unos segundos escucharon como si algo se rompiera.

-¿Oyeron eso?, parece como si…- dijo Fernando.

-Como si se estuviera rompiendo algo.-interrumpió Olivia.

-Sí.- afirmó Lalo.

De pronto, el piso en el que estaban reposando se rompió y bajaron por una especie de tobogán que los condujo a un túnel que estaba bajo tierra. El túnel era húmedo, salían raíces del techo que goteaban agua y parecía que querían agarrar a quien pasara por ahí, y aparte de eso el túnel estaba muy obscuro y el piso en algunas partes lodoso y viscoso por el agua que escurría de las raíces, era tan tétrico, que los niños estaban muertos de miedo, aun mas que antes.

-Esto me da mucho miedo Lalo.- dijo Olivia.

-A mi también Olivia.- dijo Lalo.

-Oigan amigos, creo que Erick no está bien.- interrumpió Fernando.

-¡Ay! me duele mucho la pierna. –dijo Erick.

Cuando le descubrieron la pierna a Erick estaba cubierta de sangre y parecía que se le quería salir el hueso.

-Vamos amigo, hay que seguir, intenta levantarte.- le dijo Lalo.

-¡Ay…duele! – gritó Erick.

-Vamos amigos, ayúdenme a levantarlo.-  dijo Lalo.

Pero al intentar levantarlo,  a Erick le dolió tanto la pierna y gritó tan fuerte que se desmayó.

-Erick, Erick, que te pasa.- dijo Lalo preocupado.

-Creo que se desmayó.-dijo Fernando.

-Bueno, al menos ya no sentirá dolor.-afirmó Fernando.

-Bueno, hay que seguir el túnel a ver si nos saca de aquí. –dijo Lalo.

-Espero que Erick se ponga bien.- dijo Olivia.

Mientras tanto la mamá de Lalo ya  había despertado, hacía algunas horas y había ido al pueblo  para organizar un grupo de búsqueda para entrar al bosque y encontrar a los niños.  A la cabeza del grupo iban los padres de Erick, Lalo, Fernando y Olivia.

-Bien, al entrar al bosque todos tenemos que estar unidos y muy alertas para que nada nos sorprenda ahí adentro y para poder encontrar a los niños. Así que adelante, que ya está anocheciendo, hay que encontrarlos lo más rápido posible.

El equipo de búsqueda estaba conformado por casi todo el pueblo, solo algunos padres y madres  se quedaron con sus hijos para cuidarlos,  iban bien armados, con muy buenos rifles y suficientes municiones.

Al entrar al bosque todos se estaban cuidando unos a los otros, algunas mujeres llevaban linternas para alumbrar en la obscuridad.

Entonces uno de los  hombres dijo:

-Por  allá, se mueve algo.- dijo con tono alarmante.

De pronto una bestia saltó de unos arbustos, pero todos los que llevaban rifle dispararon, y apenas eso bastó para matar a la bestia; que era como un lobo de hocico corto, con mucho pelo de color gris claro con rayas negras que no tenía ojos y sus orejas eran muy grandes,  tenía dos orificios en el lugar de la nariz, tenía unos grandes colmillos  y  seis patas y con todo eso era un animal enorme.

El equipo de búsqueda siguió caminando y se encontraron con más bestias en su camino, pero no encontraron a los niños.

Mientras tanto los niños que ya habían recorrido el túnel  por unas horas, encontraron un lugar que parecía seguro para descansar.

-Aquí parece buen lugar para descansar, hay que recostar a Erick.-  dijo Lalo.

-Sí, estoy muy cansado y hambriento.- dijo Fernando.

-Yo también.- dijo Olivia.

En lo que los niños platicaban una bestia había olfateado el rastro de sangre de Erick y los había seguido. Entonces se oyó un rugido muy fuerte cerca de ellos, y los niños se alarmaron.

-¡¿Qué fue eso?!- preguntaron Olivia y Fernando al mismo tiempo.

-No lo sé, creí que no había de esas cosas aquí abajo.- contestó Lalo.

Y de repente una bestia saltó encima de Erick y prácticamente lodescuartizo.

Entonces Olivia gritó muy fuerte.

-¡¡¡Erick!!!

Entonces Fernando y Lalo la jalaron y le dijeron.

-Ya es muy tarde, hay que escapar.

Entonces empezaron a correr lo más que pudieron.

El equipo de búsqueda para entonces ya se había  enfrentado a muchas bestias y ya casi no tenían municiones.

Los hombres  empezaron a decir.

-Allá hay una bestia.

-Acá hay otra.

-Por allá hay otras dos.

-Estoy viendo tres.

Y cuando se dieron cuenta estaban rodeados de más de treinta bestias. Entonces las bestias atacaron, los disparos  no eran suficientes, y en unos cuantos minutos todo el equipo de búsqueda había sido devorado.

Mientras tanto los niños seguían corriendo hasta que cayeron rendidos.

-Estoy demasiado cansada.- dijo Olivia.

-Yo también.-  dijo Lalo.

– Y yo.-  dijo Fernando.

Mientras  descansaban oyeron un horrible rugido, e impulsados por el miedo siguieron corriendo hasta que el túnel empezó a subir y tropezaron con una raíz; y cuando se dieron cuenta habían salido del túnel. Pero sin apenas darse cuenta, una bestia agarró a Fernando de la cabeza tan  rápido que ni siquiera le dio tiempo de gritar.

Inmediatamente salieron corriendo hasta que sus piernas no aguantaron más y se cayeron. Entonces se empezaron a arrastrar con las manos.

-¡Lalo mis piernas ya no pueden más!- dijo Olivia.

-Las mías tampoco, pero hay que seguir.- dijo Lalo.

Descansaron un momento entre unos arbustos.

-Ya  hemos visto lo que esas cosas le hacen a las personas y no quiero que me pase a mí,  ni tampoco a ti. – dijo Lalo.

-Espera, creo que oigo algo.- dijo Olivia.

De repente una bestia agarró a Olivia del pie y lanzó a Lalo por el aire y provocó que Lalo se rompiera la pierna.

-¡¡Lalo!!- gritó Olivia.

-¡¡Olivia!!- gritó Lalo.

Entonces Lalo vio una luz y se arrastró con los brazos hacia ella, y cuando se dio cuenta había salido del bosque, pero unos segundos después sintió que algo lo movía  de la pierna… era su mamá.

-Vamos flojo, arriba tienes que ir a la escuela.

Diego Soto Rodríguez

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El bosque

  1. Jose Julian Rivera Albino dijo:

    hiciste 1731 palabras a poco escribiste todo eso

  2. Rubi Alejandra Diaz Guzman dijo:

    Diego eres un tarado, el final me gusto muchisimo, tu cuento esta muy padre ¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!

  3. Atzimba Ayari Gómez Valdez dijo:

    me gusto mucho tu cuento y más el suspenso que dejaste aunque el final me hizo reir un poco, pero bueno espero que sigas invenando más cuentos de terror y ¡¡¡¡ echale ganas !!!!!!

  4. claudia gabriela dijo:

    no manches lo hiciste muy grande pero esta padre y echale ganas en la clase y en las tareas

  5. juan carlos ortiz mozqueda dijo:

    no lo pude leer completo, pero yo digo que esta padre por tantas hojas y para la orta mas corto

  6. miriam lizbeth gonzàlez galindo dijo:

    esta padre t felicito
    a y por sierto tuli apoko contaste las palabras q flojera jejejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s